Carrefour d'action interculturelle

Nuestra historia

En 2012, los Misioneros de Notre-Dame S.J. decidieron, junto con sus colaboradores, poner en marcha una nueva vocación social y cultural entre los muros de su edificio de la calle Dauphine. Su prioridad era dirigir sus acciones hacia la población inmigrante y refugiada. Para ello, emprendieron un proceso de reflexión en el que participaron una docena de personas de los sectores comunitario, universitario e institucional entre septiembre y diciembre de 2013. Este ejercicio ayudó mucho a orientar las necesidades sobre el campo de trabajo. En enero de 2014, todos estos esfuerzos desembocaron en la creación de una nueva organización llamada Carrefour d’action interculturelle (CAI). Su misión es llevar a cabo actividades de acompañamiento para inmigrantes y refugiados. El 10 de noviembre de 2015, el CAI se convirtió en una corporación con registro en el Registraire des entreprises du Québec. El 18 de julio de 2016, fue reconocida como organización caritativa por la Agence du revenu du Canada / Canada Revenue Agency.

Desde el principio, las acciones y la experiencia del CAI han sido reconocidas por diversas autoridades locales, regionales, provinciales y federales. A finales de 2018, el CAI se trasladó a la Maison Mère-Mallet, para prestar servicios complementarios a las demás organizaciones situadas en la misma dirección. Este traslado también marcó una transición hacia la autonomía de la organización, que ya no está financiada por los Misioneros Jesuitas.

El CAI es una organización joven y dinámica cuyo compromiso es fundamental para la evolución de las realidades de las personas inmigrantes en la ciudad de Quebec. De hecho, sus servicios y actividades se desarrollan y se adaptan en función de las necesidades expresadas por sus miembros. Además, permanece conectado al sector de la investigación en ciencias sociales y a la actualidad relacionada con el ámbito de la inmigración.